miércoles, 24 de agosto de 2016

Victoria: Transformaste mi vida

Victo: se que estas muy bebecita, y aun no sabes leer,  estas aprendiendo a descubrir este mundo, mundo en el cual estamos las dos, en el que yo he sido tu anfitriona, pero si algún día lees este post quiero decirte lo siguiente:


Antes de que nacieras, siempre pensé que al ser mamá, seguiría con mis labores profesionales, mis proyectos y demás, y te dejaría al cuidado de alguien, mientras yo  seguía desarrollándome profesionalmente, pues un hijo no sería excusas para seguir con mi vida. Pero al verte nacer, tenerte en mis brazos y sentirte tan chiquita y tan frágil, todo cambio, no fui capaz de separarme mas de ti, y ahí fue que empezó una nueva aventura en mi vida, todo se transformo.

Solo te puedo agradecer hija por todo el amor que me das, tu sonrisas reconfortan mi alma, tus llantos me parten el corazón. Me has demostrado lo lindo del amor.

Gracias hija por todo lo que me enseñas, por ser mi maestra, por demostrarme lo frágil que soy como ser humano, por llenar mi corazón de tantas emociones. Solo deseo que seas feliz, que logres todos tus sueños, estaré siempre ahí, apoyándote infinitamente.

Se que algún día volarás muy lejos, te iras ha hacer tu vida, pero por ahora mientras eres una bebé, disfruto de tenerte cerca, en mis brazos, agradezco a Dios por permitirme ser tu madre, por darme esta oportunidad.

He renunciado a muchas cosas: trabajo, proyectos personales, darme muchos gustos materiales, salidas nocturnas,  todo por estar contigo, por verte crecer, por consolarte, las ganancias no me las pagaría nadie: he ganado en amor, sonrisas, paciencia, comprensión, esas lecciones que llenan mi alma, que me reconfortan como nunca nada lo  había hecho antes. Quiero darte lo mejor de mí, me has enseñado a que puedo ser mejor persona, mas compasiva, más paciente, mas comprensiva, más tolerante, más frájil, más humana, gracias hija.

Solo se que crecerás, harás tu vida y yo me quedaré con esos hermosos recuerdos de cuando eras una bebé y mis brazos y mis senos  lo eran todo para ti mi muñeca, ya habrá tiempo para retornar a mis proyectos, pero se que la mujer de antes se ha ido, ahora ya hay una mujer que la maternidad la ha llenado de miles de sencibilidades, de fortalezas,  que ha crecido como persona,  como profesional.

Por ahora vivo intensamente esta oportunidad que me he permitido,  de estar a tu lado, verte crecer a la vez que yo lo hago, me transformo, descubro cosas que jamas pensé vivir aprendo y desaprendo y disfruto de tu hermosa compañía mi cielo. De esas cosas tan simples que aveces nos perdemos por el afán  de la vida, de los grandes proyectos, de los grandes éxitos, habrá tiempo, vendrá tiempo para hacer otras cosas, mientras tu vas creciendo poco a poco, y ambas nos vamos independizando de este viaje que empezó hace 21 meses cuando te refugiaste en mi vientre. Luego te refugiaras en tus compañeros, en tus amigos, en tus pensamientos, tus ideas, tu propia vida, pero estaré feliz y tranquila de haber hecho parte de tu vida, cuando eras una bebe incapaz de hacer nada por ti misma, cuando mas me necesitaste para poder sobrevivir.

Gracias por sacar mi niña interior, por mostrarme lo lindo de la niñez, en donde he reaprendido a  divertirme con cosas tan sencillas, tan simples, donde no hay tiempo, no hay prisa, no hay normas, no hay reglas claras, solo aprender, desaprender, desde este gran amor que te tengo.

Le pido a Dios que nos de muchos años juntas, que me permita verte crecer, gracias por todo hija,me quedo con tus mejores recuerdos, con tu suave aroma, con nuestros cantos en la mañana, con nuestras momentos acostadas en la cama riéndonos, acariciándonos, cantando,  con tu momento de baño que tanto te gusta, con nuestras idas al parque , con nuestros paseos matutinos y vespertinos, con nuestras horas caminando por el centro, mientras te llevo en mis brazos, nuestras idas a la biblioteca, nuestros juegos en la casa, nuestros llantos juntas, cuando siento que no puedo más....No tengo palabras para describir todo esto que estoy viviendo hija, gracias por agrandar mi alma.

Victo, con todo lo imperfecta que soy y puedo ser, con todos mis defectos y virtudes,  trataré siempre de ser la mejor mamá que pudiste haber escogido, se que nuestro amor lo perdona todo hija. 

Y gracias a tu padre, por ser el cómplice de esta historia,

Te amo hija,


Att:

Tu mamá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario